Cuando muera quiero que me incineren y que el diez por ciento de mis cenizas sean vertidas sobre mi empresario. - Groucho Marx