Era un niño melancólico, triste, no me gustaba nada ir al colegio, era al mismo tiempo muy callado - Miguel Delibes