La vida es corta para el afortunado, larga para el desgraciado - Apolonio