La primera ley de la amistad es pedir a los amigos cosas honradas; y sólo cosas honradas hacer por ellos. - Cicerón