Bienaventurado el que tiene talento y dinero, porque empleará bien este último - Menandro