Un día sin reír es un día perdido - Charlie Chaplin