No te rías nunca de las lágrimas de un niño. Todos los dolores son iguales. - Charles Van Lerberghe