No hay peor locura que enloquecer de entendido, ni mayor necedad que la que se origina del saber - Baltasar Gracián