Los amigos de la hora presente son como los melones: hay que probar cincuenta antes de encontrar uno bueno - Claude Mermet