En el rocío de las pequeñas cosas, el corazón encuentra su mañana y toma su frescura. - Khalil Gibran