La risa es un tranquilizante sin efectos secundarios - Arnold H. Glasow