El hombre superior es impasible; se le vitupere o se le alabe, siempre sigue adelante - Napoleón