No basta decir solamente la verdad, más conviene mostrar la causa de la falsedad - Aristóteles