Aguardar demasiado a un convidado es una falta de consideración para los que están presentes. - Anthelme Brillat-Savarín