La conciencia es, a la vez, testigo, fiscal y juez. - Refrán