Una utopía que sólo es factible en una sociedad de santos es una visión peligrosa, porque nunca hay suficientes santos - David Friedman