No ha cambiado el mismo espíritu que tenía, me gustaba más un micrófono que un chupete - Luis del Olmo