En Hollywood te pueden pagar 1.000 dólares por un beso, pero sólo 50 centavos por tu alma. - Marilyn Monroe