Que me importa que Dios no exista mientras de divinidad al hombre - Antoine de Saint-Exupery