No ser nada y no amar nada, es lo mismo - Ludwig Feuerbach