Es absolutamente imposible demostrarlo todo. - Aristóteles